Home » Trending Tips » Emprendedor, sí. Pero, ¿cómo?

Emprendedor, sí. Pero, ¿cómo?

Emprender si, ¿pero cómo?

Con la crisis y el aumento del desempleo muchas personas se están lanzando al autoempleo y el sector de la Moda, la Belleza y el Lifestyle es uno de los más beneficiados. Lo que en ocasiones era un hobbie, una habilidad especial para manualidades o una afición a los DIY (Do it yourself) se convierte en una posibilidad de negocio. En épocas de recesión el ingenio se agudiza y se toman mayores riesgos empresariales. El entorno invita a ello. ¿Qué voy a perder?

Hemos recibido en nuestro buzón consultas en torno a cómo afrontar la creación de una marca y, por ello, hoy os damos algunas pinceladas sobre uno de los primeros temas que surgen en la mente del emprendedor: ¿creo una empresa o trabajo como autónomo?

A continuación vamos a exponer cuáles son las ventajas y los inconvenientes de elegir una u otra opción de la mano de nuestra asesora jurídco-financiera, Carmen Aguado (colegiada nº 91.574 del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid).

AUTÓNOMO

+ Menos obligaciones mercantiles. [No hay que presentar Cuentas Anuales, ni llevar libro de socios, ni libro de actas.]

+ Menos obligaciones fiscales. No se presenta el Impuesto de Sociedades.

+ No supone ningún coste económico iniciar la actividad. Solamente hay que darse de alta en Hacienda a través del modelo 036.

– Tributas a un tipo progresivo de IRPF.

– Respondes con todos tus bienes presentes y futuros.

No disfrutas de los beneficios fiscales  del Impuesto de Sociedades.

EMPRESA

+ Sólo respondes por las aportaciones realizadas.

+ Tributas por un tipo fijo del Impuesto de Sociedades.

+ Aumento de los incentivos fiscales para la sociedades de nueva creación.

– Constitución de la sociedad requiere un capital mínimo de 3.000 €.

Mayores obligaciones mercantiles. [Presentación de cuentas  y  de libros.]

Desde nuestro blog no podemos dar una respuesta única sobre cuál de las dos es la mejor opción.  Hay que analizar cada caso de forma particular. Depende, principalmente, del nivel de ingresos previstos. Siempre es posible comenzar como autónomo y luego si la actividad va creciendo podemos constituirnos como empresa.

Etiquetas: ,

2 Respuestas

  1. Alba dice:

    ¿Qué sucede cuando tu nivel de ingresos no es el suficiente como para mantener la cuota de autónomos? Cuando el negocio es pequeño y está arrancando es imposible afrontar según qué pagos.

    ¡Gracias!
    Alba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al utilizarla, aceptas el uso que hacemos de las cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web debe ser "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si usted continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en el botón "Aceptar" de abajo, usted acepta esto.

Cerrar